Homenajearán al artista huichol José Benítez, en el Museo de Artes Populares
Por: Ivonne Barajas (2011-07-05)
Hijos y parientes del artista visitarán Colima para ofrecer charlas de arte sagrado huichol
 
Ivonne Barajas
 
Los colores surgen, sin pudor, de los cuadros diseñados por el artista huichol José Benítez…los tonos naranjas encandilan como si uno mirara fijamente al sol, los azules aturden las pupilas, los verdes saturan los oídos, los amarillos nos raspan el tacto y los cafés nos amargan la boca; así de poderoso es su arte.
El Museo de Artes Populares “María Teresa Pomar” le rinde un homenaje al artista José Benítez, a dos años de su fallecimiento, con la exposición “Mara‘akame. El caminante silencioso”. En el evento inaugural, este jueves 7 de julio en punto de las 8:00 de la noche, se presentará en vivo un grupo musical y se venderá artesanía huichol.  
Una decena de tableros en ensamble y cera, autoría del fallecido artista, se expondrán en los muros del Museo de Artes Populares; estos cuadros son evidencia del “don de ver” que poseía el artista huichol; y es que existen personajes de la comunidad que desde muy jóvenes son llamados para ejercer prácticas rituales que les permiten alcanzar el poder de visualizar elementos simbólicos. 
Antonio Enciso, director del Museo de Artes Populares, abunda en los detalles: “Los cuadros huicholes son el producto de una búsqueda espiritual que se enriquece de mitos y elementos fantásticos que proceden del contacto con las deidades; este acercamiento se da gracias al pasaje del Camino Sagrado, y otros rituales que practican los huicholes”, apuntó. 
José Benítez no se valía de pinturas para realizar sus obras: utilizó estambres que simboliza el tejer de las arañas; y cera que simboliza la miel de las abejas: esta conjunción perfecta lo llevó a realizar tablones de todos los tamaños y formatos imaginables. 
El maestro José Benítez, oriundo de la comunidad de Santa Gertrudis en Jalisco, deja un legado que es producto de sus múltiples visiones: su virtuosismo plástico y el dominio de la técnica tradicional del uso del estambre y la cera son reflejo de la relación que estableció con las deidades; su trabajo artístico se difundió dentro y fuera del territorio huichol.
Hoy está en Colima la obra de este chamán que, en vida, fue contenedor de un conocimiento puro: recorrió el Camino Sagrado, visitó Real de Catorce…y de todas esas experiencias –algunas alucinógenas-- extrajo ideas para construir su propia visión del mundo. Su visión quedó encapsulada en varios tablones que ahora –ante nuestros ojos—nos invitan a explorar los intocados mundos.